Un dia como hoy, nació Cassius Clay

Fuente: elcomercio.pe

 Cassius Clay nació en Louisville, en el estado de Kentucky (EE.UU.), el 17 de enero de 1942. Hoy cumple 74 años de edad. Fue un gran boxeador, quizás el más completo de la historia de ese deporte. Con los años se convirtió al islamismo y pasó a llamarse “Muhammad Alí”, con el que se hizo historia.Su deseo de ser el mejor pugilista, además de sus condiciones físicas, lo llevaron a buscar ser el campeón desde muy joven. Su mayor recurso fue la velocidad de piernas (“Alí Shuffle”) y puños, lo que le daba una fuerza y flexibilidad inusuales a sus ataques y defensas en el ring.

Su talla, que llegó a 1.91 m., indicaba que el peso ideal para su desarrollo boxístico sería en la categoría de los pesos pesados.

Pero esa depurada técnica que mostró en sus tiempos de campeón no le llegó del cielo. Para ello trabajó duramente en el cuadrilátero desde los 12 años. Sin descanso ni respiro. Fue el rey del boxeo en los años 60, arrancando con una medalla de oro en las Olimpiadas de Roma 1960, en la categoría de semipesados. Tenía solo 18 años de edad.

Cuatro años después, en 1964, Cassius Clay llegó a ser campeón mundial de los pesos pesados al noquear a Sonny Liston, el vigente campeón. Con 22 años, se convirtió entonces al Islam. Como campeón cambió de nombre y se presentó, con el apoyo de personajes del momento como el líder político negro Malcom X, como Muhammad Alí.

Otro escándalo en su vida extradeportiva ocurrió en abril de 1967 cuando se negó a ir a la guerra de Vietnam. Adujo razones religiosas. La consecuencia fue que perdió el título, y no peleó durante tres años y medio. Alí abogó por la paz y se convirtió en un líder de opinión importante en su país y en el mundo.

Luego de recuperar su corona como campeón de pesos pesados en los años 70, Muhammad Alí se mantuvo como campeón por algunos años hasta que 15 de febrero de 1978, en Las Vegas, perdió el titulo por decisión dividida ante un joven Leon Spinks. Meses después, en la revancha, lo venció. Pero ya su físico estaba en declive. En 1980 perdió contra su ex sparring Larry Holmes, quien acabó con lo que quedaba del gladiador de Kentucky.

Aunque se negó a dejar el boxeo, el mito viviente que fue Muhammad Alí tuvo que hacerlo. Lo venció su propio físico y una salud resquebrajada, consecuencia de su dura trayectoria pugilística. Bordeando los 40 años, su vida pasó a otra etapa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s